El bogavante

Descripción

El bogavante es un crustáceo marino de diez patas, dos de las cuales se han transformado en dos grandes pinzas desiguales, una de las cuales es más gruesa y está más desarrollada que la otra, y que le sirven para atrapar y quebrantar a sus presas. La pinza derecha posee dientes romos que incluso trituran los caparazones de sus presas y la izquierda con dientes finos y afilados con los que desgarra y corta los alimentos. Son unas pinzas muy potentes, por lo que los bogavantes se suelen comercializar con ellas atadas. Esto le dota de una apariencia muy agresiva.

El bogavante es uno de los crustáceos marinos más grandes, de cuerpo robusto, dividido en dos partes claramente diferenciadas, el cefalotórax o cabeza y el abdomen o cola, ambos cubiertos por un caparazón. El bogavante, con caparazón cilíndrico y aspecto más delgado que la langosta, presenta un color azul oscuro jaspeado, salpicado de motitas amarillas y los laterales ventrales amarillentos.

En la cabeza, dos pares de espinas situadas detrás de los ojos. Dos grandes pinzas y cuatro pares de patas,  los dos primeros con pincitas diminutas y los dos últimos acabados en uñas. Las hembras tienen unas pequeñas extremidades atrofiadas después del último par de patas. Surco longitudinal de cabeza a cola y abdomen en forma de anillos (siete).11

El crecimiento del bogavante se produce mediante sucesivas mudas del caparazón. Las mudas disminuyen con la edad y mientras dura se refugian en cavidades. Se reproducen cada dos años, normalmente en verano, las hembras transportan bajo el abdomen miles de huevas que eclosionan en el agua dejando libres a las larvas, que nadan durante unas cinco semanas hasta que se asientan en el fondo. El número de huevos que sobrevive es bajo en comparación con la puesta.

En cuanto a tallas, el bogavante llega a ser algo más grande con 60 cm aunque lo habitual es que oscile entre 23 y 50 cm, obstante, la talla mínima para su captura en el Mediterráneo es de 24 cm. Se trata de una especie protegida puesto que, además de ser  de los mariscos más prestigiosos y cotizados (“los reyes del marisco”), son de muy lento crecimiento.

Alimentación

El bogavante posee una alimentación a base de sepias, calamares, pulpos y pequeños peces. Es un animal de hábitos nocturnos: comen por la noche y permanecen ocultos en cuevas durante el día.

nasa bogavante

Hábitat

El bogavante habita en zonas de acantilados o en fondos rocosos.  Se encuentra desde la orilla hasta unos 150 m, normalmente a menos de 40 m. Tiene predilección por las aguas frías, más cerca de la costa durante el verano. Se ha tratado de producir estos crustáceos mediante técnicas de cultivo, aunque aún no se han consolidado. Lo que se suele hacer es capturarlos y mantenerlos vivos en cetáreas hasta su venta.

Pesca

En el caso de la captura, las técnicas de pesca más empleadas son las nasas, en especial, la llamada “nasa langostera”, cebada con peces y situada en las rocas frecuentadas por estos crustáceos. Otras utilizadas, aunque en menor medida, son las de arrastre, trasmallo, niños (también denominados rascos) y raeiras o arte de enmalle.

Valoracion
Fecha de publicación
Receta
El bogavante
Valoracion
5